• Inicio
  • Blog
  • Elementos filtrados por fecha: Febrero 2016
Elementos filtrados por fecha: Febrero 2016

cubo basura

 

El aumento de la cantidad de residuos es una preocupación importante para la humanidad. Si no se toman medidas preventivas inmediatas para mantener este volumen en los niveles más bajos posibles, en un futuro próximo no vamos a encontrar espacio suficiente en la Tierra, para disponer de manera eficaz, de la enorme dosis diaria de residuos que generamos y acumulamos.

La mejor forma de que seamos conscientes de la necesidad de reducir el consumo de productos que generan materiales de desecho, que tardan mucho tiempo en descomponerse por completo, es concocer el tiempo que estos productos tardan en descomponerse con el consecuente problema Medio Ambiental que este proceso supone para nuestra salud.

En funcion de las fuentes puede variar el tiempo real que requieren los desechos para descomponerse de manera natural en los vertederos, influyendo la enorme variedad de artículos que desechamos a diario, de las condiciones de cada sitio de depósito, etc. aunque en defintiva los parametros no son muy dispares.

Papel

Según las condiciones de almacenaje en el lugar de desecho, ya que la exposición al viento, el calor y a la lluvia ayuda a la descomposición, una hoja de papel puede tardar de 8 meses a 1 año en biodegradarse en su totalidad. Esta cifra demuestra que cada trozo que reciclemos, será una victoria para el Medio Ambiente.

Chicles

Aunque nos parezca raro, esas bolitas de chicle que desechamos se terminan acumulando, generan bolas más grandes y por el efecto del contacto con el oxígeno, se endurecen y resquebrajan; el problema es que para que se deshagan por completo se requieren un mínimo de 5 años.

Latas de aluminio

Diariamente, millones de latas de aluminio se usan y se desechan en cada rincón del planeta. Y solo una pequeña parte de las mismas se recicla de manera responsable, por lo que la inmensa mayoría debe descomponerse al aire libre o en un vertedero, lo que puede demorar un mínimo de 10 y hasta 100 años dependiendo del grosor, la composición y el tamaño de cada envase.

Aerosoles y tetrabriks

Los primeros tiene dos problemas: el primero es que son de metal y estos elementos solo se descomponen por oxidación que es un proceso muy lento y el segundo es que generalmente (salvo contadas excepciones) poseen CFCs (clorofluorocarbonos) que son los agentes principales que causan el agujero en la capa de ozono.

Los “briks” se componen normalmente de celulosa, diferentes tipos de plásticos y aluminio, así que es fácil darse cuenta que también demorarán mucho en desaparecer. De hecho ambos tipos de envases se estima que requieren al menos unos 30 años para descomponerse.

El polipropileno

Este material plástico de nombre tan gracioso es el componente principal de varios artículos que usamos cada día, como los envases de yogurt, de natillas y de otros postres, los corchos de plástico, las pajitas, algunos juguetes y tapas de botellas, determinado tipo de zapatillas y una enorme lista más; el polipropileno precisa entre 100 y 300 años para reciclarse naturalmente

Desperdicios plásticos

Los productos de plástico son muy comunes en nuestra vida moderna. Según una estimación cada año se utilizan aproximadamente 1,6 millones de barriles de petróleo sólo para la producción de botellas de plástico para agua y refrescos. Los desechos plásticos constituyen uno de los grupos de residuos que tardan más en desnaturalizarse y desaparecer.

Determinados artículos de plástico pueden demorar hasta 1000 años en descomponerse en los vertederos. Las bolsas de plástico que utilizamos cada día toman unos 150 años en biodegradarse, mientras que las botellas de plástico (fabricadas de PET o PVC) podrían necesitar un mínimo de 450 años.

Pañales desechables

Los pañales desechables, las toallitas íntimas femeninas y los productos afines, pueden pasarse aproximadamente unos 500 años en un basurero, antes de descomponerse por completo, lo que subraya los esfuerzos de los programas que ofrecen pañales absorbentes basados en otro tipo de materiales (como el papel, por ejemplo) y el reciclaje adecuado de los productos similares.

Pilas

Más allá de que el envoltorio metálico de estas pequeñas puede tardar muchísimo en deshacerse por oxidación natural, el problema mas grave está en que dentro de cada una hay una serie de elementos que al liberarse son altamente contaminantes, hablamos de metales como el mercurio, el zinc y la plata (en este caso el óxido de plata) que son capaces de envenenar millones de litros de agua y necesitar de 500 a mil años para degradarse en su totalidad.

Vidrios

Normalmente vidrio es muy fácil de reciclar principalmente por el hecho de que está hecho de silicio, que básicamente es arena. Basta con romper el vidrio y fundirlo para producir vidrio nuevo. En cambio lo sorprendente es que si el vidrio se tira en los vertederos, puede tardar miles de años en deshacerse e incluso hay científicos que sostienen que determinado tipo de cristales y vidrios de alta dureza no se descomponen en absoluto.

 

 Fuente: Ecoticias

 

Publicado en Blog